Vestimenta Hippie 2

Español - English



Ropa hippie

La ropa hippie es un estilo que surge en los 60 causando una revolución en el mundo de la moda. Esta nueva tendencia surge tras un movimiento pacifista por parte de los más jóvenes en Estados Unidos que se oponían a la guerra de Vietnam, y a su vez, a toda violencia hacia las personas o animales. Ellos defendían los derechos humanos, especialmente el derecho a la libertad. La ropa hippie que vestían estos jóvenes representaba en mayor parte la libertad por la que tanto luchaban y el espíritu optimista.

Uno de los artículos de la ropa hippie más característicos fue el pantalón campana. Este tipo de prenda surge en de la mano de la revolución hippie y representa una actitud de oposición a las modas establecidas, lo que puede traducirse como una rebelión a las normas sociales de la época. Hasta ese entonces, las mujeres usaban pantalones muy formales, pero más que nada se usaban vestidos y polleras; el pantalón campana era una novedad para la época. Además, por lo general estos pantalones solían tener distintos accesorios, como lentejuelas, o mensajes escritos con pinturas y hasta dibujos hechos a mano, así como retazos de telas cocidos, que por lo general llevaban el emblemático símbolo de la paz.

El pantalón campana, a pesar de que fue cambiando con el tiempo, no desapareció. En los 70, la moda disco también incorporó esta prenda. Sin embargo, ya había perdido mucho de su sabor hippie, ya que se hacían pantalones acampanados de colores platinados, dorados y otros tipos para llamar la atención en las discos. Esta prenda se había convertido en una prenda de moda fabricada por grandes marcas y ya no a mano, como lo hacían en los 60. En los 80 sin embargo, decae el uso del pantalón suelto en la parte inferior de la pierna, y comienzan a usarse prendas muy ajustadas. Estaban de moda los pantalones apretados hasta los tobillos y por lo general de colores oscuros, especialmente el negro. En la actualidad el pantalón campana sigue usándose, pero ya no es tan acampanado como en la época hippie. En algunas culturas se lo conoce como pantalón Oxford, y por lo general la amplitud de la parte inferior de la pierna es apenas un poco más ancha a partir de la rodilla. Hoy se fabrican estos pantalones en todo tipo de telas, y los de jeans son los más comunes. Un pantalón muy acampanado sigue teniendo una connotación hippie, pero sin embargo tienen aún un look muy moderno y lucen muy bien.

Otra tendencia que surge en los 60 y que es muy característica de la ropa hippie es la ropa tipo batik. El decorado batik es un decorado muy alegre y psicodélico y se lo relacionaba con el uso de drogas. Este se lograba atando partes de la prenda con hilos o bandas elásticas y sumergiéndolas en tintura. Para lograr diferentes modelos, se podían usar distintos colores o distintas formas de atar la prenda. El estilo batik era un estilo muy controversial de la época ya que era algo nunca visto y tenía influencias de culturas indígenas. Hasta la era hippie, la ropa occidental nunca había tomado ningún elemento de las culturas indígenas, pero los hippies trataban de hacer recordar a través de su vestimenta a las comunidades indígenas que fueron violentamente masacradas. Este era uno de los mensajes más importantes que ellos trataban de mostrar —la crueldad del occidente hacia otras comunidades— con el fin de promover la conciencia en las masas acerca de la guerra. Esta actitud pacifista se veía reflejada en sus ropas.

En los 70 y 80 la moda batik desaparece, así como la mayor parte de la ropa hippie. Sin embargo, esta tendencia vuelve a surgir en la década de los 90 y todavía hoy se puede ver. En la actualidad aún se sigue relacionando este estilo con una actitud hippie, pero muchos diseñadores de la alta costura también recurren al batik para decorar algunos de sus diseños.

También por influencia de otras culturas, especialmente indígenas o africanas, surgen las sandalias hippies. Este tipo de calzado era muy rústico, generalmente hecho con materiales naturales y muy simples. No llevaban taco por lo general y los colores eran generalmente naturales, como el marrón. Estas sandalias eran muy novedosas, especialmente porque hombres y mujeres podían usarlas. Hasta ese momento de la historia de la moda, los calzados para hombres y mujeres eran diferentes de una manera muy marcada. Las sandalias hippies tenían gravados o dibujos pintados de distintos tipos, especialmente flores o dibujos indígenas. Muchas de estas sandalias también eran tejidas al croché. Otra tendencia que surgió entre el calzado hippie en esta época eran las sandalias al estilo griego, que contaban con una suela y lazos que se ataban a la pierna.

Hoy en día las sandalias al estilo rústico son de las más populares dentro del mundo de la moda. Los diseñadores de mayor renombre incluyen en sus diseños sandalias tipo hippie. A diferencia de otras prendas de origen hippie, este tipo de calzado no se lo relaciona directamente con esa tendencia, sino que se lo ve como una moda actual.

Otras tendencias de la ropa hippie son los vestidos largos. A principios de la década del 60 con el movimiento conocido como “Swing” que surge en Inglaterra, aparece por primera vez en la historia la minifalda. Esta nueva prenda de moda tuvo tanto éxito que prácticamente todas las mujeres tenían una o hasta un cajón lleno de ellas. El movimiento hippie también tenía ideales feministas, y por eso, la minifalda no se usaba tanto. Sólo se usaban minifaldas no muy apretadas que trataban de no ser llamativas para el sexo opuesto, sino simplemente una prenda más. Los vestidos sueltos y largos que no resaltaban para nada la figura eran muy comunes entre las mujeres.